Páginas vistas en total

viernes, 16 de enero de 2015

Renacer Salvaje...

En el año 2011 publiqué un post en el que compartía este maravilloso escrito de Neil Gaiman.
Llevo días con él dándome vueltas en la cabeza...

Despojarme de mi camisa, de mi libro, de mi abrigo, de mi vida.
Dejarlos todos, cáscaras vacías y hojas caídas.
Ir en busca de alimento y de un manantial de agua fresca.

Encontraré un árbol tan grueso como diez hombres robustos
las claras aguas derramándose sobre sus cenicientas raíces.
Encontraré bayas, manzanas silvestres y semillas, y lo llamaré mi hogar.

Le diré mi nombre al viento, y sólo al viento.
La locura nos alcanza o nos deja en el bosque hacia la mitad de todas nuestras vidas.
Mi piel será ahora mi rostro.

Debo estar loco. La cordura abandonada junto a los zapatos y mi casa.
Mis tripas rugen. Avanzaré a trompicones por la hierba y volveré a mis raíces, amis hojas, amis espinas, amis retoños y temblaré.

Dejaré la senda de las palabras para adentrarme en el bosque.
Seré un montaraz, y saldré al encuentro del sol, y sentiré cómo el silencio
aflora a mis labios como antes de las palabras.

Sed felices o, al menos, intentadlo...