Páginas vistas en total

jueves, 23 de junio de 2016

Alta densidad...



Espes@s, dens@s, se agarran a ti, se desplazan a tu alrededor sin que casi te des cuenta, te observan, si les interesas se aferran a ti, son capaces de hacerte creer que los necesitas, que te darán aquello que más deseas, se adaptan a tus necesidades...pueden llegar a fascinarte, como una serpiente que fija su mirada en su presa.

Una vez que te han fascinado...pasan a absorberte, una vez que hayas deseado poseer lo que ell@s te dan ya habrás sido poseíd@, ya has caído en la red de la tela de araña urdida a tu medida.

Para cuando te des cuenta ya estarás sufriendo sin cuento pero sentirás que no es posible salir de ese infierno de dependencia y sumisión emocional, de dar y recibir, pues le das aquello que él/ella necesita: sentir que posee el poder sobre ti.

El horror de ver y sentir en lo que te has convertido será tu salvación, no tendrás muchas oportunidades...en cuanto te des cuenta de que te has convertido en un habitante del infierno, haz lo posible por salir de él, pide ayuda, agárrate a lo que puedas menos a él/ella.

Es un depredado@r, algunos conscientes y mucho de lo que hacen, otr@s no, pero ambos son formidables y densos enemigos.

No creas que estás a salvo, que eso le pasa a otr@s, También hay un@ cerca de ti, la cuestión es que llegues a interesarle lo suficiente.

Permanece atent@ a tu intuición, aléjate en cuanto puedas cuando te de ese olor, indescriptible a maldad. Será como ese olor a podredumbre que está detrás del olor de algunas flores, dulzón y podrido.

No olvides que el cielo y el infierno existen...y está aquí.

Sed felices , al menos, intentadlo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario